viernes, 25 de mayo de 2018

La Legislación de Unión Europea y El rincón de Mangieto

¡Hola a todos!

He estado UN POQUITO ocupada estos últimos días y el blog es quien más lo sufre, por lo que aún espero dedicarle tiempo sólo los fines de semana. Aún así, haré mi máximo esfuerzo para contestar comentarios con prontitud, así como programar por lo menos dos entradas por semana.

Pero pasemos a los negocios. Hoy entra en vigor una ley sobre la gestión de datos de usuarios de la Unión Europea, que básicamente trata de que ustedes sean conscientes de toda la información que un sitio obtiene de ustedes y con qué fines. 
¿Y esto qué tiene que ver con mi blog? Pues resulta que el blog utiliza cookies, y aunque CREO que ya tiene un pop-up que les advierte de eso y les pide su consentimiento, no está de más que redacte un pequeño texto al respecto.

Verán, el blog utiliza las cookies de Blogger y de Google; sobre esto, yo tengo entendido que Google las usa para Google Analytics y para AdSense. Yo nunca he puesto publicidad en el blog, ni planeo hacerlo, pero sí que uso la información que me provee Blogger en las Estadísticas para intentar mejorar mi contenido, en el sentido de que observo el recibimiento que tiene. Adicionalmente, me gustaría recalcar que este sitio utiliza los servicios de Google y por lo tanto está sujeto a sus políticas, pueden ver cómo utiliza Google la información de los sitios web con sus servicios en este enlace.

Ahora, qué pueden esperar de El rincón de Mangieto
  • En este sitio sólo recojo los datos que me proporcionen voluntariamente. No los almaceno en ningún sitio externo, ni son cedidos nunca a terceros.
  • Las suscripciones se realizan mediante las herramientas proporcionadas por Google (el gadget de seguidores), y pueden solicitar que su información sea removida en cualquier momento dando click al botón "Dejar de seguir".

Y pues eso es todo por ahora. En el futuro haré una página con los términos y condiciones del blog, en cuanto me haya informado apropiadamente de qué clase de información puede estar recogiendo Google a través de este portal. Mientras tanto, sepan que me interesa proteger su información.

⊱Angie⊰

jueves, 24 de mayo de 2018

Reseña | {Las crónicas de Kane II} El Trono de Fuego

Título original: The Kane Chronicles Vol. 2: The Throne of Fire
Autor: Rick Riordan
Traducción: Manuel Viciano Delibano
Libro:2/3
Formato:Tapa blanda con solapas
Páginas:416
Género: Fantasía urbana juvenil

Sinopsis:               Quedan sólo cinco días
para que una gran serpiente
engulla el sol
y destruya el mundo.

Si alguien ha pensado que pertenecer a una familia de faraones es cualquier cosa, que hablen contigo o con mi hermana Sadie. Sin tiempo para reponernos de nuestra aventura en la Pirámide Roja, Amos y Bast acaban de encomendarnos otra de sus misiones exprés: despertar a Ra, el primer y más poderoso rey de los dioses. Dicho así, parece fácil, ¿verdad? El problema es que nadie sabe dónde está, porque hace miles de años se retiró a los cielos y no se ha vuelto a saber de él. ¡Ah!, se me olvidaba, tenemos que darnos prisa porque Ra es el único que puede enfrentarse a Apofis - también conocida como "serpiente del caos"-, que está a punto de salir de la cárcel, y entonces...entonces será demasiado tarde.

Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog

Mi Opinión
La pirámide roja me dejó con ganas de saber más sobre este nuevo mundo fantástico de Rick Riordan, y tengo que decir que El trono de fuego me sorprendió para bien.
Ya mencioné en mi review anterior que temía que fuera a ser una especie de Percy Jackson 2.0 versión Egipto, pero aunque la saga empezó con la misma ligereza que la de Percy, la verdad es que "maduró" con mucha rapidez.

Puede que el mundo necesite que lo arreglen, pero vale la pena preservarlo.

Y cuando hablo de madurez, me refiero a las pobres criaturas. Porque no importa qué mitología sea, ni cuántos libros se hayan hecho del respectivo mundo, los dioses que viven en la imaginación de Rick son todos unos berrinchudos. Eso sí, los dioses egipcios son un poquito menos dados a la parodia, inclinándose hacia lo Malvadoso, y con eso haciendo que las cosas sean más "serias".
Walt, imagen tomada de la Wiki de la trilogía

Pero hablemos de las pobres criaturas. Sadie y Carter no se quedaron de brazos cruzados luego de haber derrotado a Set, porque esto de salvar el mundo es un trabajo de 24/7. Con ayuda de su tío Amos revivieron el Nomo de Brooklyn, encontraron a todo un grupo de chicos con dotes para la magia y se han dedicado a entrenarlos. Todo esto con la amenaza de muerte de la Casa de la Vida. Y los planes de destrucción universal de Apofis. Yei.
A lo que voy es que no ha habido tiempo para nada. Si recuerdo bien, entre el final del libro anterior y este hubo ¿un mes? ¿dos meses?, y en ese poquísimo tiempo han ocurrido muchísimas cosas. Con lo que llego a la primera incoherencia: se supone que ser un mago es MUY DIFÍCIL, aquí no hay habilidades milagrosas otorgadas por padres celestiales porque los dioses los odian, y aunque en La pirámide roja se justifican los avances de Carter y Sadie con que son deificados,  ya no tienen dioses metidos, y sus alumnos nunca los tuvieron...entonces no entiendo de dónde sale tanta cosa amazing que hacen.

Pero pasemos a más gente. La historia toca con poco detenimiento a los chicos nuevos, excepto a Walt porque él sí se va de aventura con los Kane. Walt es un pastelito, y amo todo de él excepto el romance/triángulo que metió Rick para Sadie. Verán, Walt es de esos chicos que hacen cosas increíbles y que son buenísimas personas, pero la historia la narran Sadie y Carter...y pues eso.
Los que no se vieron tan afectados por estas perspectivas fueron los nuevos amigos dioses, y por el plural me refiero a Bes, porque ni Ra se salvó de ser un recurso humorístico aguadón. Bes también es chistoso, y los matices de su vida fueron bastante burdos, pero al menos existió el intento por humanizarlo.

   -Esto es una pesadilla.- Al incorporarme, las sábanas cayeron. Miré hacia abajo y vi que llevaba puesto un pijama de Pokemon-. Sadie, voy a matarte. Ella pestañeó con inocencia.
   -Pero si en el puesto callejero nos han hecho un precio muy bueno. Walt ha dicho que era de tu talla.
   Wal levantó las manos.

Zia, imagen de su Wikia
Sobre la trama, creo que me estaría repitiendo. El trono de fuego se lee muy rápido, hay muchas aventuras ocurriendo a ritmo trepidante, Sadie tiene un comentario gracioso PARA TODO. Y pues eso, es un libro de Rick Riordan y se nota. No diría que es mala cosa, porque en general me gusta reconocer a un autor por su obra, pero la novedad de "wow, mitos chistosos y peligro mortal" no dura tantos libros. Lo bueno es que el mood de estos dioses es MUY diferente al de los griegos/romanos, lo que le permitió a Rick tener una fantasía más oscura. Lo malo es que la tengo menos dominada que la griega y así a la brava no me entero de nada.

Por ejemplo, sospecho que todo ese declive divino que introdujo tiene sentido, más porque se menciona al imperio egipcio y tal, pero para encontrarle ese sentido tengo que irme a sacar teorías personales. Que me encanta, no voy a decir que no, pero he tenido poco material; y quizá estoy pidiéndole demasiado al segundo libro de una trilogía nueva (para mí) de un autor al que conozco de otra saga de la que he leído nueve libros.

En resumen, me quedé muy satisfecha con El trono de fuego porque me dejó pensando y con el gusanito de ir a informarme. También al nivel de engancharme y pasarla bien con la lectura, pero igual me quedo con la idea de que algo le faltó.
Y ustedes, ¿se interesan (o alguna vez lo hicieron) en la historia de Egipto?
⊱Angie⊰

martes, 15 de mayo de 2018

TTT (75) | Seis libros que no me gustaron, pero que me alegra haber leído

Top Ten Tuesday es una sección que nació en The Broke and The Bookish, ahora administrada por That Artsy Reader Girlen la que cada martes se propone un tema y los participantes subimos una lista de 10 libros/elementos acordes al tema. Dando click aquí 
pueden ver la entrada de los temas en That Artsy Reader Girl.

¡Hola a todos!

Después de mi desaparición súbita, no podía pasar por alto un nuevo top, esta vez sobre los libros que no me gustaron, pero que me alegra haber leído, aunque haya sido sólo porque "tengo derecho" a quejarme de ellos. Y pff, si alguno lleva leyéndome algún tiempo ya sabrá por lo menos los tres primeros títulos.
⤞⤝

viernes, 11 de mayo de 2018

Reseña | {Las crónicas de Kane I} La Pirámide Roja

Título original: The Kane Chronicles Vol. 1: The Red Pyramid
Autor: Rick Riordan
Traducción: Manuel Viciano Delibano
Libro:1/
Formato:Tapa blanda con solapas
Páginas:480
Género: Fantasía urbana juvenil

Sinopsis:     NOS QUEDAN SÓLO UNAS HORAS,
ASÍ QUE ESCUCHA CON ATENCIÓN.

SI ESTÁS OYENDO ESTA HISTORIA,
YA CORRES PELIGRO.

MI HERMANA SADIE Y YO PODRÍAMOS
SER TU ÚNICA ESPERANZA.

Todo empezó en Londres, la noche en que nuestro padre hizo explotar el Museo Británico con un extraño conjuro. Fue entonces cuando nos enteramos de que, además de un reconocido arqueólogo, era una especie de mago del ANtiguo Egipto. Rodeado de valiosas antigüedades, empezó a entonar extrañas palabras...Algo debió de salir mal porque la sala quedó reducida a escombros; Set, el dios del caos, apareció de la nada envuelto en llamas y a nuestro padre se lo tragó la tierra...

No puedo decirte nada más; el resto deberás descubrirlo tú.

Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog

Mi Opinión
Al momento de leer La pirámide roja aún no he cerrado el ciclo de Los héroes del Olimpo, por lo que traía en mente el ritmo rapidísimo que estaba manejando Rick en esa saga. Obviamente no iba a ser así con estos libros, porque el mundo "es completamente diferente", estos personajes son nuevos y por lo tanto había que sentar bases. Creo que por eso me daba más flojerita tomarlo, porque ya que me decidía a sentarme con él, la verdad es que disfrutaba mucho la historia; especialmente cuando la narradora era Sadie.

Recordé que, según me había explicado una vez papá, los egipcios lo hacían a partir de una planta de río porque nunca habían llegado a inventar el papel. EL material era tan grueso y áspero que me pregunté si los pobres egipcios también habían tenido que usar papiro de baño. En ese caso, no me extrañaba que caminasen de lado.

So, los personajes. Como supondrán por el nombre de la saga, va de unos tal Kane; una familia no normal, pero tampoco descabelladamente extraña. Carter viaja con su papá por el mundo, ya que él es un arqueólogo de renombre, y a la criatura le toca ir detrás suyo. Sadie es la otra hija de Julius, que no viaja con ellos por asuntos familiares, pero que se reúne con ellos un par de veces al año. Y viven esa curiosa rutina hasta que un día EXPLOTA ALGO, y pues resulta que en este mundo los mitos egipcios no eran una fantasía.
Entonces Sadie y Carter se ven arrojados, solos, a las garras de una gente que no conocen. Y en medio de todo este caos es como los conoceremos.

Carter es el hermano mayor por un par de años, aunque la verdad es que no recuerdo que dijera su edad; pero conociendo a Rick, Carter debe tener entre 14 y 15 años. Para su edad es un chico muy maduro, aunque a esa impresión le ayuda que Carter es muy mesurado, y que Sadie es un remolino a comparación suya. Otra cosa es que me quedé con la sensación de que Carter tiene un trasfondo más completo, quizá porque él anda de viaje con su papá egiptólogo y ese pasado daba más pie a que tuviera experiencias útiles para su aventura.
Sobre Sadie, ya mencioné que es un remolino, y es que tiende a lanzarse de panzaso a las situaciones. Pero también cabe mencionar que eso es más bien al comienzo; verán, ella es la hermanita que se quedó a estudiar en Londres, donde tuvo una infancia normalona, pero en la que la historia de su familia la orilló a ser una "rarita" rebelde. Ese aspecto lanzado de su personalidad va reduciéndose a medida que pasan los días (y los peligros), pero conserva su su espíritu combativo, mientras que Carter es el conciliador.

Y como ya se imaginarán, hablar de cualquier otro personaje serían 💫spoilers💫. Pero Sadie tiene una gatita, Tarta, que saca corazoncitos.

Comprendí que el pobre estaba muy asustado y supongo que no se le podía reprochar, pero lo cierto es que me sorprendió. Al fin y al cabo, Carter era el hermano mayor...el mayor, el más experimentado, el que había visto mundo con papá. Se supone que los hermanos mayores son los que tienen que controlar la fuerza de sus golpes. Las hermanitas pequeñas...bueno, deberíamos poder pegar tan fuerte como nos diese la gana, ¿no?

Sobre la trama, tengo que confesar que me sentí un poquito decepcionada. Está narrado por los dos hermanos Kane, de dos capítulos o así cada uno, y de repente hay comentarios extras. Y es que el libro comienza contándonos el hecho de que lo que veremos a continuación es la transcripción de una cinta, pero en la que no se incluyen ¿efectos de sonido?, pero sí los comentarios que se hacen los chicos.
Ahora, La pirámide roja me recordó mucho al primer libro de Percy, porque comienza con los mismos niveles de comedia y de gravedad. Es decir, hay muchos comentarios burris, y aunque sí hay peligro y peleas y sangre y todo eso, la verdad es que es muy poco crudo. Eso no significa que la sensación de peligro sea nula, porque hacia el final de verdad temía por la integridad de los personajes; pero en realidad no es la especie de libro con la que Temes Por Ellos. Lo que espero que pase es que eso vaya en aumento a medida que avance la historia, pero en este primer libro todo es muy family friendly.

Entonces tenemos todo eso que siempre hay en un libro de Rick Riordan: un resumen divertido de los mitos relevantes, personajes simpáticos y que provocan que los quieras, mucho humor por aquí y por allá, unos villanos ancestrales con mañitas, un villano ancestral que sí es el malo malote reservado para el futuro, y una narración ligera.

En resumen, me divertí leyendo La pirámide roja, pero se quedó corto a la hora de impresionarme. Con todo, la propuesta de mundo mitológico moderno es interesante y me quedaron ganas de saber más.
Y ustedes, ¿ya leyeron algo del tío Rick?
⊱Angie⊰

miércoles, 9 de mayo de 2018

RETO | La vuelta al mundo

¡Hola a todos!


No estaba segura de cómo plantear esta entrada, porque en sí es una más de esas listas que adoro tener a la mano, pero también tengo la meta de "conocer todo el mundo" a través de su literatura. Yo lo había pensado como leer al menos un libro de un autor de la mayor cantidad de nacionalidades que pueda.

Pero hace tiempo me encontré con este artículo sobre un usuario de Reddit (Backforward24) que hizo un mapamundi con las portadas de los libros que eligió como 'más representativas'; obviamente hay controversia, porque es una lista elegida a criterio personal y además no hay libro para todos los países. Se entiende. También, en los comentarios de dicho artículo llegué a esta entrada, que es un esfuerzo un poco más completo por hacer este "viaje literario" por el mundo. Por supuesto, miles de gracias a Backforward24 y Mr. Davidmore, sin su trabajo gigantesco no les traería esto.

Ahora, se me da mucho eso de ir leyendo y luego veo que hago con mis retos. Por eso haré algunos cambios en la lista original de David, en el sentido de que si he leído otro libro de uno de sus autores, lo pondré, o si he leído a un autor diferente, lo pondré también, o si se me antoja más el libro que puso Backforward24, pues usaré ese. Esos cambios podrán identificarlos porque usaré un color de letra diferente, y los invito a darle una visita a David, porque además de la lista tiene un mapa con los libros y entradas detallando cada uno de ellos.

*Al 28/03/18 he leído 13/195*

  1. Afganistán - Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini.
  2. Albania - Los amantes del hotel Tirana, de Pedro Antonio Curto.
  3. Alemania - Berlín Alexanderplatz, de Alfred Döblin.
  4. Andorra - Gran golpe en la pequeña Andorra, de Dani el Rojo.
  5. Angola - El vendedor de pasados, de José Eduardo Agualusa.
  6. Antigua y Barbuda - Mi hermano, de Jamaica Kincaid.
  7. Arabia Saudita - La ciudad de los velos. de Zoë Ferraris.
  8. Argelia - El extranjero, de Albert Camus.
  9. Argentina - Santa Evita, de Tomás Eloy Martínez.
  10. Armenia - Los cuarenta días de Musa Dagh, de Franz Werfel.
  11. Australia - Jasper Jones, de Craig Silvey.
  12. Austria - Mendel el de los libros, de Stefan Zweig.
  13. Azerbaiyán - Alí y Nino, de Kurban Said.
  14. Bahamas - Bucaneros de América, de Alexandre O. Exquemelin.
  15. Bangladés - La mujer de mi vida, de Buddhadeva Bose.
  16. Barbados - Las islas de Barlovento, de Elena Santiago.
  17. Baréin - El paraíso de las perdedoras, de Jean Pierre Perrin.
  18. Bélgica - Las culpas de Midas, de Pieter Aspe.
  19. Belice - De héroes, iguanas y pasiones, de Zoila Ellis.
  20. Benín - Los cuentos pasan, de Rene Trautmann.
  21. Bielorrusia - Voces de Chernóbil, de Svetlana Alexievich.
  22. Birmania - El afinador de pianos, de Daniel Mason.
  23. Bolivia - Raza de Bronce, de Alcides Arguedas.
  24. Bosnia y Herzegovina -  La palabra más hermosa, de Margaret Mazzantini.
  25. Botsuana - Escuela Kalahari, de Alexander McCall Smith.
  26. Brasil - Mi planta de naranja lima, de José Mauro De Vasconcelos.
  27. Brunéi - Un verano en Borneo, de Pilar Garriga.
  28. Bulgaria - Jóvenes talentos, de Nikolai Grozni.
  29. Burkina Faso - Los niños de la lata de tomate, de Cecilia Dominguez.
  30. Burundi - Pregúntale a la noche, de Eduardo Jordá.
  31. Bután -  Bhutan Secreto, de Michel Peissel.
  32. Cabo Verde - El testamento del señor Napumoceno da Silva Araújo, de Germano Almeida.
  33. Camboya - El eco de las ciudades vacías, de Madelene Thien.
  34. Camerún - Tiempo de perros, de Patrice Nganang.
  35. Canadá - Ana de las tejas verdes, de L.M. Montgomery.
  36. Catar - El profesor y la masoneria, de Carlo Emanuele Ruspoli.
  37. Chad - El incierto, de Luis Rodríguez Rivera.
  38. Chile - La casa de los espíritus, de Isabel Allende.
  39. China - Cisnes salvajes, de Jung Chang.
  40. Chipre - Otelo, de William Shakespeare.
  41. Ciudad del Vaticano - Las sandalias del pescador, de Morris West.
  42. Colombia - Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.
  43. Comoras - La ecuación de la vida, de Yasmina Khadra.
  44. Corea del Norte - El huérfano, de Adam Johnson.
  45. Corea del Sur - Por favor, cuida de mamá, de Shin Kyung-sook.
  46. Costa de Marfil - Aya de Yopougon, de C. Oubrerie y M. Abouet.
  47. Costa Rica - Pura Vida, de Jose Maria Mendiluce.
  48. Croacia - Soñé con elefantes, de Ivica Djikic.
  49. Cuba - Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante.
  50. Dinamarca - Nosotros los ahogados, de Jensen Carsten.
  51. Dominica - Autobiografía de mi madre, de Jamica Kincaid.
  52. Ecuador - Las cruces sobre el agua, de Joaquín Gallegos Lara.
  53. Egipto - El edificio Yacobian, de Alaa al-Aswani.
  54. El Salvador - Tirana memoria, de Horacio Castellanos Moya.
  55. Emiratos Árabes Unidos - Historias del gato Muffin, de Sofía Matarranz.
  56. Eritrea - Las causas perdidas, de Jean-Christophe Rufin.
  57. Eslovaquia - La vicerregenta, de Janko Jesenský.
  58. Eslovenia - Zumbidos en la cabeza, de Drago Jancar.
  59. España - El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón.
  60. Estados Unidos - Las uvas de la ira, de John Steinbeck.
  61. Estonia - Purga, de Sofi Oksanen.
  62. Etiopía - El abisinio, de Jean-Christophe Rufin.
  63. Filipinas - Ilustrado, de Miguel Syjuco.
  64. Finlandia - El año de la liebre, de Arto Paasilinna.
  65. Fiyi - Maya, de Jostein Gaarder.
  66. Francia - El conde de Montecristo, de Alejandro Dumas.
  67. Gabón - El medallón perdido, de Ana Alcolea.
  68. Gambia - Raíces, de Alex Haley.
  69. Georgia - Un buen lugar para morir, de Wojciech Jagielski. 
  70. Ghana - Mañana quién sabe, de Lisa Lovatt-Smith.
  71. Granada - Diario de a bordo (2º,3ºy 4º viaje), de Cristobal Colón.
  72. Grecia - Las dos caras de enero, de Patricia Highsmith.
  73. Guatemala - Los sordos. de Rodrigo Rey Rosa.
  74. Guyana - El árbol  de los sentidos, de Oonya Kempadoo.
  75. Guinea -  Céroe, no eres un cualquiera, de Williams Sassine.
  76. Guinea Ecuatorial - Arde el monte de noche, de Juan Tomás Ávila Laurel.
  77. Guinea-Bisáu - Indomable, de Fátima Djarra Sani.
  78. Haití - El reino de este mundo, de Alejo Carpentier.
  79. Honduras - La Costa de los Mosquitos, de Paul Theroux.
  80. Hungría - La mujer justa, de Sandor Marai.
  81. India - La ciudad de la alegría, de Dominique Lapierre.
  82. Indonesia - La tropa del arco iris, de Andrea Hirata.
  83. Irak - La casa de Khala, de Minka Nijhuis.
  84. Irán - El médico, de Noah Gordon.
  85. Irlanda - Ulises, de James Joyce.
  86. Islandia - La mujer de verde, de Arnaldur Indridason.
  87. Islas Marshall - El gran azul, de Bill Curtsinger.
  88. Islas Salomón - El crucero del Snark, de Jack London
  89. Israel - Conocer a una mujer, de Amos Oz.
  90. Italia - La divina comedia, de Dante Alighieri.
  91. Jamaica - Pao, de Kerry Young.
  92. Japón - Lo bello y lo triste, de Yasunari Kawabata.
  93. Jordania - Ciudades de sal, de Abdulrahman Munif.
  94. Kazajistán - Tras los pasos de Marco Polo, de William Dalrymple.
  95. Kenia - El jardinero fiel, de John Le Carré.
  96. Kirguistán - Yámila, de Chinguiz Aitmatov.
  97. Kiribati - Atolón, de Carlos Thomas.
  98. Kuwait - La travesía del desierto, de Juan José Arbolí Desvalls.
  99. Laos - El palacio de bambú, de Kremmer Christopher.
  100. Lesoto - El árbol en que nació el hombre, de Peter Matthiessen.
  101. Letonia - Los perros de Riga, de Henning Mankell.
  102. Líbano - El día que Nina Simone dejó de cantar, de D. Al-Joundi y M. Kacimi.
  103. Liberia - Una Americana Consentida, de Russell Banks.
  104. Libia - Solo en el mundo, de Hisham Matar.
  105. Liechtenstein - Su Alteza Real, de Danielle Steel.
  106. Lituania - Yósik, el del viejo mercado de Vilnius, de Joseph Buloff.
  107. Luxemburgo - Expatriados, de Chris Pavone.
  108. Madagascar - Rescate en Madagascar, de Gerard Durrell.
  109. Malasia - Los tigres de Mompracem, de Emilio Salgari.
  110. Malaui - En Lower River, de Paul Theroux.
  111. Maldivas - El misterio de las Maldivas, de Thor Heyerdahl.
  112. Malí - El arquitecto de Tombuctú, de Manuel Pimentel.
  113. Malta - Las chicas de septiembre, de Maureen Lee.
  114. Marruecos - El tiempo de la amistad, de Paul Bowles.
  115. Mauricio - Viaje a Rodrigues, de J.M.G. Le Clézio.
  116. Mauritania - Hijos de las nubes, de Sophie Caratini.
  117. México - Pedro Páramo, de Juan Rulfo.
  118. Micronesia - La isla de la monja del amor, de Christopher Moore.
  119. Moldavia - Para llegar al otro lado, de Vladímir Lórchenkov.
  120. Mónaco - Yo mato, de Giorgo Falletti.
  121. Mongolia - Bajo un cielo azul cobalto, de Louisa Waugh.
  122. Montenegro - Tierra sin justicia, de Milovan Djilas.
  123. Mozambique - Venenos de Dios, remedios del Diablo, de Mia Couto.
  124. Namibia - El corazón del cazador, de Laurens van der Post.
  125. Nauru - Nauru: la isla devastada, de Luc Folliet.
  126. Nepal - Malabar, de  Fabián C. Barrio.
  127. Nicaragua - El cielo llora por mí, de Sergio Ramírez.
  128. Níger - Cuentos maravillosos de las orillas del río Níger, de S. Amadou y J. M. Pedrosa.
  129. Nigeria - Todo se desmorona, de Chinua Achebe.
  130. Noruega - Némesis, de Jo Nesbø.
  131. Nueva Zelanda - En el país de la nube blanca, de Sarah Lark.
  132. Omán - Ciudad perdida, de James Rollins.
  133. Países Bajos - Casa de verano con piscina, de Herman Koch.
  134. Pakistán - La explosión de los mangos, de Mohammed Hanif.
  135. Palaos - Redescubrimiento de las Islas Palaos, de Patricio Hidalgo Nuchera.
  136. Palestina - El maestro de Belén, de Matt Beynon Rees.
  137. Panamá - Un camino entre dos mares, de David McCullough.
  138. Papúa Nueva Guinea - Al pie de la montaña, de Peter Matthiessen.
  139. Paraguay - Hijo de hombre, de Augusto Roa Bastos.
  140. Perú - Conversación en la Catedral, de Mario Vargas Llosa.
  141. Polonia - El tambor de hojalata, de Günter Grass.
  142. Portugal - El libro del desasosiego, Fernando Pessoa.
  143. Reino Unido - Orgullo y prejuicio, de Jane Austen.
  144. República Centroafricana - El bosque de los pigmeos, de Isabel Allende.
  145. República Checa - La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera.
  146. República de Macedonia - El tiempo de las cabras, de Luan Starova.
  147. República del Congo - El fuego de los orígenes, de Emmanuel Dongala.
  148. República Democrática del Congo - El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.
  149. República Dominicana - La Fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa.
  150. República Sudafricana - Desgracia, de John M. Coetzee.
  151. Ruanda - Un hombre corriente, de Paul Rusesabagina y Tom Zoelner.
  152. Rumanía - El Levante, de Mircea Cărtărescu.
  153. Rusia - Crimen y castigo, de Fiódor Dostoyevski.
  154. Samoa - El temblar de una hoja, de William Somerset Maugham.
  155. San Cristóbal y Nieves - El árbol del viajero, de Patrick Leigh Fermor.
  156. San Marino - Poesía, de Milena Ercolani.
  157. San Vicente y las Granadinas - Cuentos y leyendas del caribe, de Luis Rafael.
  158. Santa Lucía - Pleno verano, de Derek Walcott.
  159. Santo Tomé y Príncipe - La herencia colonial y otras maldiciones, de Jon Lee Anderson.
  160. Senegal - La vida en espiral, de Abasse Ndione.
  161. Serbia - Bajo el techo que se desmorona, de Goran Petrovic.
  162. Seychelles - La última carta, de Mercedes Guerrero.
  163. Sierra Leona - La memoria del amor, de Forna Aminatta.
  164. Singapur - El amuleto de jade, de Catherine Lim.
  165. Siria - La puerta de Damasco, de Robert Stone.
  166. Somalia - Amanecer en el desierto, de Waris Dirie.
  167. Sri Lanka - La isla de las mariposas Corina Bomman.
  168. Suazilandia - Asante África, de Temoris Grecko.
  169. Sudán - Darfur: historia breve de una larga guerra, de J. Flint y A. de Waal.
  170. Sudán del Sur - Qué es el Qué, de Dave Eggers.
  171. Suecia - Los hombres que no amaban a las mujeres, de Stieg Larsson.
  172. Suiza - Una pasión parecida al miedo, de Mary Ann Clark Bremer.
  173. Surinam - El reino del azahar, de Linda Belago.
  174. Tailandia - Anna y el rey de Siam, de Margaret Landon.
  175. Tanzania - La reina de la lluvia, de Katherine Scholes.
  176. Tayikistán - La ruta de la seda, de Thomas O. Höllmann.
  177. Timor Oriental - La redundancia del valor, de Timothy Mo.
  178. Togo - Un reptil por habitante, de Theo Ananissoh.
  179. Tonga - El libro de las islas, de Philip Dodd.
  180. Trinidad y Tobago - La pérdida de El Dorado, de V.S.Naipaul.
  181. Túnez - Salambó, de Gustave Flaubert.
  182. Turkmenistán - Kim, de Rudyard Kipling.
  183. Turquía - Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk.
  184. Tuvalu - La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares.
  185. Ucrania - El reparador, de Bernard Malamud.
  186. Uganda - Hierba alta, de Carlos Rodríguez Soto.
  187. Uruguay - La tierra purpúrea, de W.H. Hudson.
  188. Uzbekistán - Samarcanda, de Amin Maalouf.
  189. Vanuatu - El aroma de Vanuatu, de Mercedes López-Tomlinson.
  190. Venezuela - Doña Barbara, de Romulo Gallegos.
  191. Vietnam - El americano impasible, de Graham Greene.
  192. Yemen - La pesca del salmón en Yemen de Paul Torday.
  193. Yibuti - Pasaje de lágrimas, de Abdourahman A. Waberi.
  194. Zambia - El ojo del leopardo, de Henning Mankell.
  195. Zimbabue - Condiciones nerviosas, de Tsitsi Dangarembga.


domingo, 29 de abril de 2018

Reseña | {Red Rising III} Mañana Azul

Título original: Morning Star
Autor: Pierce Brown
Traducción
Libro: 3/6
Formato: Tapa blanda
Páginas: 672
Género: Ciencia ficción, distopía

Sinopsis: Arriesgándolo todo para hundir la Sociedad dorada, Darrow ha sobrevivido a las despiadadas rivalidades entre los guerreros más poderosos. Ha logrado ascender y ha aguardado pacientemente el momento de desencadenar la revolución que acabará con la jerarquía desde dentro. Por fin ha llegado la hora...

TRAICIONADO POR SUS ALIADOS.
ABANDONADO A LA OSCURIDAD.
UNA VOZ DE ALZARÁ POR LA JUSTICIA.

Para vencer, necesitará persuadir a los que están sumidos en la oscuridad para que rompan sus cadenas y reclamen un destino que se les ha negado durante mucho tiempo. Un destino demasiado glorioso para renunciar a él.

CUANDO LA LIBERTAD ESTÁ A TU ALCANCE
LA ESPERANZA SE CONVIERTE EN TU ENEMIGO

Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog

Mi Opinión
No podía con este libro, de verdad que no. Era de leer unos cuantos párrafos y sentir que me enganchaba, pero luego algo pinshis pasaba. OMG. Y luego estuve dejando pasar la review, porque tampoco podía con mi vida y no sabía cómo hablar de Mañana Azul, como queda clarísimo en este primer párrafo. Pero pff, de algo me tienen que servir mis patrones, así que a ello.

How did I get here? A boy of the mines now a shivering fallen warlord staring down at a darkened city, hoping against everything that he can go home.

¿Cómo llegué aquí? Un chico de las minas, ahora un tembloroso señor de la guerra caído, mirando hacia abajo a una ciudad oscurecida, esperando contra todo poder ir a casa.

Sobre los personajes podría ahorrarles el rollísimo con una oración: AMO A SEVRO BEBÉ.
Pero el protagonista es Darrow y, como siempre, es por medio de él que conocemos esta historiaMañana Azul comienza unos meses después de Hijo Dorado, luego de que Darrow fue capturado por la Soberana, y oh boy el estado en el que está esta criatura. Supongo que no será un spoiler porque es bastante obvio...pero igual lo pondré en letras blancas spoiler*¡Sorpresa! ¡Tortura!💥*
No entiendo Pinterest, pero es de aquí

Esta situación dejó a Darrow embarrado en el piso, osea que su ya natural ánimo pesimista (y rollero) se dispara exponencialmente, de modo que hay numerosas menciones a que "es sólo un chico" y que no sabe qué está haciendo. Ya no recuerdo muy bien cuántas páginas le tomó levantar la cabeza, pero ahora que tuve tiempo de reposar la historia creo que ese ¿renacimiento? fue bastante oportuno. Y es que si Amanecer rojo va de no menospreciarse e Hijo Dorado de ver el mundo tal cual es, Mañana Azul es sobre ver a la gente y las consecuencias de tus acciones sin idealismos pendejos. Claro que esto es Darrow, porque otra gente menos cabezona ya sabía todo eso.
Roque, por Justin Wong art

Ahora, lo que quiero hacer es agarrarme a spoilear a diestra y siniestra, porque muchas cosas importantes sobre los personajes lo son también para la trama de este libro. Eso y que en general intento no spoilear libros anteriores, pero estos personajes SON LA HISTORIA.
Entonces, como hablar de mis sentimientos sería escribir veinte párrafos sobre Sevro, lo dejaré general. No hay un gran engrosamiento en el cast del libro, por lo que básicamente nos limitamos a los mismos chicos. La ventaja es que llevamos conociéndolos dos libros, y eso es perfecto para que estas criaturas crezcan y maduren. Una cosa sobre eso que me gustó mucho es que todos lo hacen a diferentes ritmos y en diferentes sentidos; es decir, Mustang/Virginia no tenía los mismos defectos que Sevro, y por lo tanto tuvieron que aprender cosas diferentes. También, podrán haber salido todos de la misma escuela, pero luego de eso tomaron caminos muy variados y esas experiencias fueron clave para lo que les deparó Pierce Brown.

I am just a boy, and I shiver and cower and hide from my enemy because I know the price of failure, and I am so very afraid.
But I will not let them take me.

Sólo soy un muchacho, y tiemblo, me encojo y me escondo de mi enemigo porque sé el precio del fracaso, y estoy tan asustado.
Pero no dejaré que me lleven.

Igual, la imagen la tomé de aquí.
Hablar sobre los aspectos de la trama es otra parte de la reseña que me tomó EONES, principalmente porque creo que me estaré repitiendo. Pero algo que no les he dicho es que la montaña rusa se hizo de la muerte; me explico, ya he dicho antes que la historia es impredecible y que altibajos blablabla, también mencioné en la reseña pasada que NO SABÍA NADA. Pues otra vez. Creo que el dolor fue diferente, porque en Hijo Dorado Pierce me hizo pedacitos muy cruelmente, pero porque el final del libro fue super acelerado y acaba en un cliffhanger de esos que salen como ejemplo en la definición del término. Mañana Azul me rompió de un modo más íntimo. Darrow está volviendo a ponerse en pie en medio de un caos horrible, todos esos personajes que con los que tanto te encariñas *cof*Sevro*cof* están igual, y lo único que quieren todos es no morir en el intento.

Pero el hilo escondido es que no sólo hay una guerra que hay que luchar, ni sólo hay unos muchachos que se metieron en algo que no entendían, sino que la crítica social es la clave de la trilogía, y ese aspecto se explota mayormente en el cierre.
Verán, la distopía juvenil ya está muy leída. Huxley dio en la diana con el género hace 90 años, y desde entonces se han dedicado a extrapolar un aspecto malvado de la sociedad por saga. Pierce Brown no sólo habló sobre el aparato del poder y a dónde llevan la corrupción y la codicia, también le metió su visión de la naturaleza humana. Y a Sevro bebé.

En resumen, Mañana Azul me sorprendió para bien. No tengo ni que repetir que los personajes tienen una gran construcción, y tanto este mundo distópico/futurista como la trama tienen todo para atrapar al lector.
Y a ustedes, ¿aún les atraen las distopías?

⊱Angie⊰